X
Menú
X

Consejos a la hora de comprar una silla para el coche


[blockquote style=”4″]Merece la pena invertir siempre en seguridad, sobre todo cuando en el automóvil nos acompañan menores. En este artículo te daremos una serie de consejos que te resultarán muy interesantes a la hora de adquirir una silla para el coche.[/blockquote]

Es posible que los padres primerizos se encuentren un tanto desorientados y no sepan en realidad cuál es la mejor opción para proteger a los niños. Por eso es importante que nos informemos bien y sepamos por qué elegimos una y no otra.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]No dudes en mirar en Internet[/item][/list]

y en páginas especializadas, además de pedir asesoramiento a tus conocidos cuando vayas a adquirir la silla. Al igual que nos esforcemos en comparar precios y calidades cuando compramos un móvil o cualquier aparato electrónico, de la misma manera deberíamos actuar con la silla de seguridad. Todos los años las asociaciones de automovilistas y las organizaciones de consumidores suelen sacar una lista con los distintos sistemas de retención infantil, comparando y detallando los resultados. Siempre viene bien echar un vistazo a estos estudios para hacernos una idea.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Atención con los chollos.[/item][/list]

Desconfía siempre cuando te encuentras una silla de seguridad a un precio muy bajo. Puede que para tu bolsillo sea una ganga, pero a lo mejor no merece la pena que pongas en peligro la seguridad de los menores. Infórmate previamente sobre las características de este dispositivo.

[blockquote style=”2″]Suele ocurrir con bastante frecuencia que en algunos establecimientos intentan quitarse de en medio los excedentes y modelos antiguos, que por lo general son menos seguros que los actuales. [/blockquote]

Esta misma recomendación también se puede extender para las compras de segunda mano.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Distintos grupos.[/item][/list]

Los sistemas de retención se dividen en distintos grupos según el peso del menor, que son 0, I, II y III. Como es lógico, el niño va creciendo y su cuerpo no es el mismo con un año que con 8. En cada tramo de edad es preciso proteger aquellas partes del cuerpo que sean más vulnerables. Siempre resultará más seguro apostar por un determinado grupo específico en función del peso, que quedarnos con una silla que abarque distintos tramos de edad y que se vaya estirando a medida que crezca.

[blockquote style=”2″]Prestaremos mucha atención a las sillas de segunda mano, ya que cuando sufren algún accidente es posible que acabe dañada y realmente ya no cumpla con su cometido como debiera. A la hora de comprar algo de segunda mano procura revisar bien su estado antes de comprarla, sobre todo si lo haces por internet.[/blockquote]

Obviamente, esto implicará un mayor gasto, ya que cada vez rebase el peso que establezca cada grupo habrá que comprar una silla. A continuación te desgranamos los grupos y los pesos concretos de cada uno de ellos.

[blockquote style=”3″]

[list][item icon=”fa-check” ]Grupo 0: Abarca hasta los 10 kilos, que aproximadamente llega al año de vida del niño.[/item][/list]

[list][item icon=”fa-check” ]Grupo I: De 9 a 18 kilos, que representa a los menores entre 1 y 4 años, aproximadamente. Estos datos de la edad son una referencia, ya que hay niños que crecerán más rápidos que otros.[/item][/list]

[list][item icon=”fa-check” ]Grupo II: De 15 a 25 kilos.[/item][/list]

[list][item icon=”fa-check” ]Grupo III: De 22 a 33 kilos.[/item][/list]

[/blockquote]

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Fijarse en el tipo de anclaje.[/item][/list]

La manera de acoplar la silla dependerá en cierta medida de las características del vehículo.

[blockquote style=”2″]Los coches modernos cuentan con el sistema Isofix para enganchar la silla, pero si carece de él, tendremos que fijarla con los cinturones de seguridad. Puede resultar un tanto engorroso, pero resulta bastante seguro a través de este método.[/blockquote]

Cuando tu coche cuente con el sistema Isofix deberías comprar una silla que se pudiese acoplar a él. Van ancladas al asiento y resultan muy sencillas de colocar. Apenas se moverá la silla en caso de accidente.

Hay un tercer sistema de anclaje que evitará que la silla se desplace hacia adelante y pueda volcar en caso de un percance. Comprueba que tu vehículo cuente con este punto de anclaje en la parte posterior del asiento y en el caso de que no lo tenga deberías adquirir las que cuentan con una especie de patas que van en el asiento por la parte delantera y que se enganchan al suelo del coche. Será una manera de que no se mueva la silla.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Predomine la seguridad.[/item][/list]

 Lo más normal es que cuando una silla resulta lo más segura posible, más nos cueste instalarla y más incómoda resulta para el niño. Lo que se busca con estas sillas es que permanezca lo más inmóvil posible y que en caso de accidente no resulte dañado por el golpe.

Antes de montar al niño en el coche comprueba que esté bien fijado el dispositivo. Distintos estudios han desvelado que casi uno de cada cinco padres no usan correctamente estas sillas.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Fácil lavado.[/item][/list]

Ya se sabe que los niños son bastante propensos a marearse en el interior del vehículo. Procura que las fundas que cubren las sillas se puedan retirar para lavarlas en la lavadora. Esto no tiene nada que ver con la seguridad, pero seguro que agradeces el consejo. De hecho hay algunos modelos de silla que no se limpian con tanta facilidad.

[list][item icon=”fa-thumb-tack” ]Sentido común.[/item][/list]

Os hemos hablado sobre los dispositivos de retención para menores, pero sin lugar a dudas lo mejor a la hora de llevar a los niños en el coche es el sentido común y la prudencia. De esto nos tendremos que ocupar también los padres.

[blockquote style=”2″]De poco nos servirá contar con una silla muy segura si luego nuestra forma de conducción pone en peligro su seguridad o no les abrochamos los cinturones pensando que en los recorridos cortos nunca ocurre nada malo.[/blockquote]

Tampoco se aconseja que les acostemos a lo largo del asiento trasero para dormir, pensando que será lo más cómodo para el menor. Como ya sabrás, los adultos deben ser el mejor ejemplo para ellos, por eso cuando vean a sus padres colocarse el cinturón ellos adquirirán también el mismo hábito cuando ya tengan unos cuantos años.

[blockquote style=”3″]Seguro que tampoco protestaran porque les sentemos en la silla cada vez que hagamos un viaje.[/blockquote]


You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"