X
Menú
X

Consejos básicos para navegar más seguro por Internet


[blockquote style=”2″]Para mantenernos seguros cuando navegamos por Internet, o simplemente mantenemos una actividad regular con conexión a la Red, en primer lugar deberíamos contar con un antivirus, más aún cuando existen potentes alternativas completamente gratuitas, y que apenas consumen recursos de hardware en nuestro equipo[/blockquote]

Las amenazas de malware continúan creciendo año a año, y las previsiones apuntan a que esta “evolución”, si es que acaso se puede llamar así, continuará. Y no nos afectan sólo cuando estamos al frente de un ordenador, sino también en dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas, donde también existen virus en diferentes variantes.

Para mantenernos seguros cuando navegamos por Internet, o simplemente mantenemos una actividad regular con conexión a la Red, en primer lugar deberíamos contar con un antivirus, más aún cuando existen potentes alternativas completamente gratuitas, y que apenas consumen recursos de hardware en nuestro equipo. Ahora bien, tengas o no tengas un antivirus instalado en tu ordenador, puedes estar mucho más seguro si sigues estos consejos básicos.

[blockquote style=”4″]Los archivos .exe son uno de los mayores riesgos, que implican una instalación en el ordenador. Cuando abrimos uno de estos, el PC nos devolverá una solicitud de ejecución como administrador[/blockquote]

Cuidado con los archivos ejecutables con extensión .exe

Son uno de los mayores riesgos, los archivos .exe que implican una instalación en el ordenador. Cuando abrimos uno de estos, el PC nos devolverá una solicitud de ejecución como administrador, es decir, que este archivo podrá hacer y deshacer en nuestro sistema a su antojo, y por lo tanto no debemos manipularlos, nunca, si no sabemos exactamente de dónde vienen, y que nos podemos fiar de ellos plenamente. En este sentido, aunque a veces se escondan en carpetas comprimidas, siempre debemos estar pendientes de estas extensiones, y para ello podemos configurar Windows de forma que muestre siempre la extensión de todos los tipos de archivo.

Los enlaces que dicen poco, pueden entrañar muchos riesgos

Cuando recibes un enlace, una URL acortada, no puedes saber exactamente a dónde te va a llevar. Si utilizamos o abrimos sólo URLs regulares, sabremos perfectamente a qué sitio web nos van a llevar, y por lo tanto podremos comprobar si es fiable, o por el contrario nos puede empujar a la instalación de malware de una forma involuntaria.

[blockquote style=”3″] Las URLs acortadas deberían hacernos desconfiar por lo general, pues pueden modificar la configuración de nuestro navegador e instalar adware, entre otros riesgos aún más graves[/blockquote]

El Internet gratis también tiene sus costes

Utilizar Internet de forma gratuita, y con esto nos referimos a las conexiones inalámbricas tipo WiFi que hay en lugares públicos, como aeropuertos o restaurantes, por ejemplo, conlleva algunos riesgos. Efectivamente, hablamos de conexiones o redes inseguras, y la facilidad para intervenir nuestra conexión y el intercambio de datos de nuestros dispositivos en este tipo de accesos a Internet es realmente baja. Por lo tanto, si utilizamos conexiones WiFi públicas, siempre es recomendable aumentar la seguridad haciendo uso de una VPN, o bien sólo accediendo a sitios web con conexión cifrada.

Tu contraseña garantiza la máxima seguridad

Proteger tus cuentas, desde el correo electrónico hasta los servicios bancarios pasando por otros cientos de servicios online, depende en muchas ocasiones de la contraseña que utilices. Evidentemente, cuando más complicada sea más difícil será robarla, y esta seguridad la podemos aumentar de forma muy sencilla. Recordarla es otra historia, y para evitar problemas podemos usar un administrador de contraseñas, por ejemplo, como 1Password. Ahora bien, si queremos la máxima seguridad, siempre debemos usar contraseñas alfanuméricas de combinaciones largas, y haciendo uso de mayúsculas y minúsculas. Y si es posible, no olvides incluir también otro tipo de caracteres.

Haz copias de seguridad de tus archivos de forma regular

Una forma de ataque en Internet es el ransomware, que cifra tus archivos locales de forma remota y consiste en solicitar un rescate económico para eliminar este cifrado que nos impide acceder a los mismos. Para evitarlo, en realidad no tenemos que complicarnos la vida más allá de hacer copias de seguridad y puntos de restauración de forma regular. De esta forma, si cifran nuestros archivos podremos rescatar la copia de seguridad, o bien devolver el equipo a un estado anterior para recuperar toda nuestra información sin tener que pagar este rescate que, sea cual sea, seguro que a nadie le hará ninguna gracia pagar.

Fíate en Internet sólo de quien sea de fiar

Parece algo básico, ¿verdad? Es que es realmente básico, pero no todos los usuarios cumplen con ello. No nos podemos fiar de todos los usuarios detrás de nuestra conexión de Red y nuestro monitor, porque aquí también hay lobos con piel de cordero. Por lo tanto, aunque se trate incluso de empresas, siempre debemos hacer uso de servicios y aplicaciones verificados, firmados o comprobados. En móvil y ordenador, las aplicaciones y programas que instalemos deberían llegar siempre de fuentes conocidas y fiables, más allá de estos puntos podemos encontrarnos todo tipo de amenazas de malware.

La susencia de indicios no es sinónimo de un equipo seguro

Aunque tu ordenador no haya lanzado nunca un “pop up”, o no haya dado ningún signo de estar infectado por malware, siempre deberíamos hacer análisis antivirus de forma regular. De esta forma, podremos encontrar virus que no hayan dado signos en nuestro ordenador, malware silencioso que, por otra parte, podría infectar otro de nuestros dispositivos, por ejemplo, al conectarlo por USB. Y es que, aunque sólo afecten a los teléfonos inteligentes y tabletas, hay algunas formas de malware que se cuelan a través del ordenador, exactamente de esta forma que describimos.

Los niños tampoco nacen sabiendo

Han nacido en la Era de Internet, pero los niños no nacen sabiendo sobre los riesgos de la Web. Por lo tanto, es fundamental que tus hijos naveguen por Internet -hasta cierta edad- con cierto control, y si no puedes estar presente cuando utiliza el ordenador, o bien crees que deberías darle confianza, siempre puedes establecer determinados controles parentales para impedir el acceso a sitios web perjudiciales, o bien monitorizar la actividad para impedir que el ordenador quede infectado, o puedan afectarle a tu hijo otro tipo de riesgos en Internet.

Cuidado con lo que dices sobre ti mismo

En las redes sociales, así como en los servicios online, siempre es fundamental llevar cuidado con la información que ofrecemos sobre nosotros mismos. Pocos usuarios están realmente concienciados con la importancia que tiene la privacidad, pero sin duda es un aspecto crucial para proteger nuestra identidad en la web. Además, recuerda que dejas rastro con absolutamente todo lo que haces en Internet, y otras personas podrían verlo sin ningún tipo de problema.


You Might Also Liked

Consejos para vender un coche por Internet Mejora tus búsquedas en Google con estos trucos Cuida tu ordenador contra el malware con antivirus gratis online Cómo proteger y dar seguridad a tu red WiFi

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"