X
Menú
X

¿Qué seguros desgravan IRPF en la Declaración de la Renta?


[blockquote style=”2″]Podremos deducirnos en nuestra Declaración de la Renta los importes de nuestro seguro de vida y nuestro seguro de hogar, siempre y cuando el beneficiario de la póliza en caso de fallecimiento sea la propia entidad financiera prestamista[/blockquote]

Seguro que alguna vez has escuchado la frase de “quien tiene una casa, tiene un tesoro”. Pues sí, a efectos fiscales podemos confirmar que es totalmente cierto. A pesar de las restricciones recientes impuestas por el Gobierno, la vivienda sigue siendo una de las principales fuentes de deducción en la Declaración de la Renta y, de hecho, es la única forma de conseguir reducir el importe fiscal a pagar o aumentar el importe fiscal que nos sale a devolver.

[blockquote style=”4″]La vivienda sigue siendo una de las principales fuentes de deducción en la Declaración de la Renta y, de hecho, es la única forma de conseguir reducir el importe fiscal a pagar o aumentar el importe fiscal que nos sale a devolver[/blockquote]

Además de todo eso, seguramente sabrás que la gran mayoría de entidades financieras exigen ciertas condiciones a la hora de firmar una hipoteca. Una de esas condiciones implica la contratación de un seguro de vida y un seguro de hogar que se conformarán como un gasto extra para ti pero mejor vamos a verlo más detalladamente.

[blockquote style=”3″]¿Podemos desgravar seguros en la Declaración de la Renta? En primer lugar es importante aclarar que solo las personas que compraron su casa antes del 1 de enero del 2013 pueden deducirse sus gastos en el IRPF. Pues bien, dentro de esos gastos seguro que adivináis qué nos podemos desgravar como gasto de vivienda. Efectivamente, las primas de los seguros de vida y de hogar[/blockquote]

Según los artículos 68.1 y 78.2 de la Ley de IRPF se podrán deducir los seguros de vida y coberturas de hogar dentro de la base máxima de deducción de 9.015 euros por la compra de la casa.

Eso quiere decir que podremos deducirnos en nuestra Declaración de la Renta los importes de nuestro seguro de vida y nuestro seguro de hogar, siempre y cuando el beneficiario de la póliza en caso de fallecimiento sea la propia entidad financiera prestamista. Dicha desgravación se realizará en el apartado de deducciones por inversión en vivienda de nuestro IRPF.

Deducir seguro de hogar

Esta deducción suele aplicarse de forma errónea en la mayoría de declaraciones así que si no quieres disgustos con Hacienda presta atención a lo siguiente: solo es posible deducir la parte de la prima del seguro de hogar que representa el seguro obligatorio de incendios que asegura nuestra vivienda y que es garantía hipotecaria. Para ello necesitarás un certificado emitido por tu compañía de seguros que acredite tal importe a efectos de deducción.

¡Genial! Ya tenemos una posible rebaja en nuestro IRPF. Eso sí, ten en cuenta que los seguros de hogar contratados con una compañía ajena al banco y que no sea considerado un seguro obligatorio no podrá deducirse en la Declaración de la Renta.

Seguimos. ¿Hay más deducciones de seguros? Pues sí, probaremos con el seguro de vida.

Deducción del seguro de vida en IRPF

La contratación de un seguro de vida es otro de los requisitos exigidos por los bancos para cubrirse las espaldas en los préstamos hipotecarios concedidos y no es precisamente un gasto pequeño.

Cuando el tomador del seguro de vida coincide con el beneficiario en caso de fallecimiento habrá que consignarlo en la Declaración de la Renta. En caso contrario, se reflejará en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Pues bien, en el primer caso en el que tomador y beneficiario son la misma persona, la aseguradora entregará una cantidad en forma de capital cuando se llegue a la edad contrastada en el seguro de vida. Ese capital tendrá una fiscalidad determinada que se acoge a los rendimientos de capital mobiliario: 21% si el importe va desde los o hasta los 5.999€; 25% si va desde los 6.000 a los 24.0005 o del 27% si supera los 24.000€.

El beneficio obtenido con el seguro de vida será la resta del capital recibido menos las primas de seguro satisfechas anteriormente y sobre ese rendimiento la aseguradora practicará un IRPF del 19%.

Todos estos impuestos no serán pagados hasta que no tenga lugar la entrega de la prestación por parte de la entidad aseguradora. En el caso de que el beneficiario sea distinto del tomador y se tribute el rendimiento en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se podrá deducir el 100% del importe con un límite que ronda los 9.195 € y que varía según la Comunidad Autónoma.

En definitiva, el seguro de hogar y el seguro de vida representan un gasto que cualquiera podrá deducirse en tributos fiscales de algún momento de su vida.


You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? Cómo prevenir los accidentes eléctricos Seguros de coche para jóvenes

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"