X
Menú
X

Candidiasis: la causa de los picores íntimos


[blockquote style=”2″]La Candidiasis es una infección por hongos que podría estar latente de manera crónica. Se trata de la Candida, un hongo al que le gusta proliferar en zonas húmedas y calientes, de unos 37 grados. Por eso, le gusta tanto el cuerpo humano, porque es nuestra temperatura normal[/blockquote]

Muchos se toman a la ligera la prevención de enfermedades de transmisión sexual, creyendo que teniendo un mínimo de sentido común, se pueden evitar. El preservativo, no es la panacea de la prevención, es un elemento más que debe complementar otras acciones para evitar caer en enfermedades tan desagradables e incómodas como los hongos en los genitales o Candidiasis.

Muchos lo atribuimos a las mujeres, que suelen ser ellas las que lo padecen, pero cuando hay contacto de fluidos, por una cosa u otra, sus hongos, pueden ser entonces, tus hongos. Y si uno tiene una vida sexual activa, podría estar distribuyéndolos.

¿Qué es la Candidiasis?

Se trata de una infección por hongos que podría estar latente de manera crónica. Se trata de la Candida, un hongo al que le gusta proliferar en zonas húmedas y calientes, de unos 37 grados. Por eso, le gusta tanto el cuerpo humano, porque es nuestra temperatura normal. Suele estar presenta en los pliegues de las uñas, las bocas, por la flora intestinal, y paseándose por los órganos sexuales, porque aparte de calientes y húmedas, les encanta crecer y aferrarse a mucosas.

Debido a esto, al ser un hongo que se adapta a lugares así, puede aparecer también en ropa, cepillos de dientes, cosméticos e incluso en bolígrafos si sueles morderlos. Si no se tiene cuidado, se puede infectar a otras personas de manera muy rápida. Con el simple contacto de la zona afectada.

Además, crece con facilidad, a través de los carbohidratos simples y los azúcares. Suele enviar una señal y pedir más azúcares. Cuando se tiene hongos, se suele tener más ganas de algo dulce.

Síntomas

Dependiendo de dónde aparece, suele tener un aspecto u otro. Pero todo comienza con un ligero picor que va en aumento o que no se va del todo.

Si la infección es en la zona genital de la mujer, puede mostrarse con picores bastante continuos, hasta el punto que sienten ardores y una quemazón intensa. Debido a esto, si se siguen rascando, que es lo que suele pasar, aparte de pasar los hongos a las manos y de ahí a donde se agarren, puede hacer sangrar la zona genital, y provocar una infección, por la que pueden entrar también, los hongos. El flujo que suele expulsar se vuelve blanquecino y algo espeso y con un olor fuerte. Puede confundirse con la fase de ovulación, pero éste líquido tiene un olor algo desagradable.

[blockquote style=”4″]En el caso de los hombres, se muestra a través de enrojecimiento de la zona, acompañado de picores intensos. Puede tener la zona enrojecida y salir algunas manchas blanquecinas. También puede infectarse si se rasca en demasía y traspasar los hongos de un lado a otro si no se tiene las precauciones suficientes, aparte de las infecciones que puede conllevar[/blockquote]

¿De dónde han salido?

La Candida puede estar en nuestro cuerpo de manera natural y que haya estado allí de manera latente, esperando a que bajes tus niveles de defensas o te hayas topado con un factor que le haya hecho volverse más fuerte y así comenzar a crecer. Porque muchas veces, pueden aparecer en pacientes muy sanos y que los hongos, no lleguen a proliferar a no ser que:

  • Estés bajo estrés y abuses del alcohol y el tabaco. Debilita las defensas.
  • No estés comiendo lo suficiente en cuanto a calidad y que te falten nutrientes para promover una salud fuerte y aprovechen esos momentos para atacar.
  • Comiences a descuidar la higiene oral
  • Descuides la higiene íntima. Ése es especialmente peligroso, porque si nos encontramos con personas sexualmente activas, la Candidiasis puede extenderse rápidamente y no conocer a los portadores. Y no sólo se habla de mantener limpia la zona, sino el evitar sentarse en los baños públicos, ponerse ropa de otras personas…
  • No emplees los métodos anticonceptivos correctos o de manera no correcta.
  • Toma excesiva de antibióticos que en encargan de debilitar la flora en donde tus defensas se encuentran.
  • La inmunodeficiencia: Sida, pacientes de quimioterapia… estas personas tienen las defensas muy bajas y cualquier brote infeccioso lo cogen enseguida, por lo que en estos casos, hay que extremar las precauciones para salvaguardar la salud.

[blockquote style=”3″]Todas estas situaciones, pueden provocar que padezcas Candidiasis de alguna manera u otra, por lo que hay que tener especial cuidado[/blockquote]

Tratamiento

Por supuesto, tiene tratamiento. En ocasiones se puede erradicar, pero en otras, simplemente se puede mantener controlado, bajo unas condiciones para que no vuelva a salir a la luz.

  • Primero, contactar con un doctor que observe el tipo de infección que es, porque no siempre es la misma variedad, pero suele ser la Candida albicans.
  • Mantener una higiene de la zona genital, especialmente cuando está en fase de menstruación y también, cuando hay relaciones sexuales de por medio. Con bastante agua jabonosa, se puede mantener un mínimo de higiene, especialmente si es un jabón con limón o eucalipto, porque son ingredientes antisépticos y proporcionará frescor para calmar la zona irritada.
  • Una pomada antifúngica para eliminar los hongos presentes.
  • Reforzar la alimentación, para crear anticuerpos naturales que sean capaces de enfrentarse a los hongos cuando vuelvan a aparecer y retenerlos hasta el punto de evitar que proliferen.
  • Toma probióticos y prebióticos. Son cápsulas que se encargarán de reforzar tu sistema inmunológico. Los primeros son bacterias o levaduras que restaurarán la flora y los segundos, son compuestos que se encargan de hacer crecer sólo las bacterias beneficiosas, impidiendo que cualquier Candida, crezca.

Parece que no, pero la Candida puede ser más peligrosa de lo que suena. Aparte de influir en nuestra vida personal, influirá en nuestra salud, haciendo que se resienta y nos puede exponer a otras infecciones. Si sabemos cómo detectarlas, podremos actuar lo más rápido posible y frenarla a tiempo.


You Might Also Liked

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"