X
Menú
X

Alimentación para evitar la caída del cabello


[blockquote style=”2″]El cabello, pasa por una especie de ciclo. El cabello cae, en la mayoría de los casos, para dar paso a otro cabello nuevo, que viene más fuerte y está bien anclado al cuero cabelludo. Pero a veces, ese ciclo se cierra o se deteriora y aunque sigue cayéndose, el nuevo cabello, no aparece[/blockquote]

Creamos o no, la caída del cabello es más común de lo que sabemos. Con el paso de las décadas, se escuchan más pasos de las caídas prematuras de cabello, se oye hablar de la alopecia y vemos anuncios promocionando productos y tratamientos para recuperar la cabellera que tenías antaño.

El cabello, pasa por una especie de ciclo. El cabello cae, en la mayoría de los casos, para dar paso a otro cabello nuevo, que viene más fuerte y está bien anclado al cuero cabelludo. Pero a veces, ese ciclo se cierra o se deteriora y aunque sigue cayéndose, el nuevo cabello, no aparece.

Cuando ocurre en el sexo femenino, puede afectar a la autoestima y a la confianza, ya que, se considera un elemento propio de la feminidad. En el caso de los hombres, hay más resignación y siempre se atribuye a la edad. Pero eso no significa que no se pueda hacer nada y tengamos que quedarnos de brazos cruzados, ya que la naturaleza nos da muchos remedios naturales, para evitar la caída prematura y reforzar el cabello. En la herencia genética, no está siempre la respuesta.

¿Qué ocasiona la prematura caída del cabello?

Como mencionamos más arriba, la herencia genética, juega un papel muy importante, pero hay que tener en cuenta que puede ser caprichosa. Si de padres calvos, salen hijos calvos, que pierden el cabello alrededor de la misma edad, allí está la genética, muy presente. Pero no neguemos que hemos visto a chicos de treinta años, con una clara caída de cabello y si vemos a sus padres, aún mantienen la frondosidad. Aquí, la herencia es caprichosa.

Otro de los factores que influyen es la alimentación. Hay que recordar que los cabellos, son pura proteína que se alimenta de lo que nos alimentamos. Todo lo que pasa por nuestra boca, serán nutrientes que ayudarán a tu cabello nuevo crecer más fuerte y si no hay calidad en los alimentos que consumimos, no habrá calidad en nuestro cabello.

Otro problema que se presenta para que el cabello nuevo no crezca fuerte, son las bacterias que anidan en nuestro cuero cabelludo. Muchas de ellas, son las responsables que lo tengas graso.

Cuando ocurre esto, la caída del cabello es más escandalosa y procedemos a buscar champús hidratantes y mascarillas con todo tipo de aceites, para hidratar el cabello y lo único que conseguimos es que se nos caiga con más frecuencia. Un cuero cabelludo graso y más aceites… prácticamente, escupe el cabello.

El estrés es muy peligroso para nuestro cabello. Aunque muchos pierdan cientos, por no decir miles, en época de exámenes, jornadas laborales intensas, presentaciones de trabajo… muchos recuperan la paz y el cabello, vuelve a la normalidad. Pero en ocasiones, el estrés deteriora el cuero cabelludo y no es estimulado adecuadamente para que vuelva a renacer la melena.

Y lo peor, los productos químicos que nos echamos en el pelo: champús fortificantes, acondicionadores tres en uno, reforzadores, sérums, pastillas, cepillos eléctricos, lacas, gominas y secadores de todo tipo para moldear o para secar el cabello. Debido a que, en la actualidad, hay tantos productos que ofrecen tener el cabello de un súper modelo, se está provocando la caída prematura. ¿Cómo algo químico es bueno para el cabello?

[blockquote style=”3″]Si ya tenemos claro qué provoca la caída del cabello, necesitamos poner nuestra cabeza, en manos de la naturaleza, con productos naturales y accesibles, que ayudarán a recuperar la fuerza y el brillo naturales[/blockquote]

¿Cómo podemos evitar la caída del cabello?

  • Frutos secos: ricos en fósforo y zinc. Aparte de darle un empujón al cuero cabelludo, de propina, te refuerza el cerebro. Procura hacerlos fijos en tu dieta, con un puñado de nueces al día. Conseguirás que el cuero cabelludo se vuelva más resistente y agarre con más fuerza el cabello nuevo.
  • Más verduras que frutas: las frutas son ricas en vitamina C, especialmente las ácidas, pero las verduras, especialmente las verdes, las superan con creces, además de aportar más minerales y vitaminas. Si consumes más verduras, conseguirás un cabello fuerte y sano, sin tener que pasar por el azúcar de las frutas.
  • Proteínas de calidad: por supuesto, no se van a prohibir las proteínas. Son los ladrillos de nuestro cuerpo y sin ellas, muy lejos no vamos a llegar. Incluso los vegetarianos y veganos, las toman, pero en su versión vegetal. Pero cuando hablamos de proteínas de calidad, no hablamos de las proteínas vegetales: tofu, requesón, semillas… que aunque tienen un alto valor biológico, a aquellos que les guste comer carne, no se les va a prohibir. Pero el consejo es que sea carne de calidad, orgánica, de animales que no han sido engordados en granjas, a base de antibióticos y hormonas. Todo pasa a nuestro cuerpo y las consecuencias son un sistema inmunológico que no rinde adecuadamente.
  • Omega 3: presente en los frutos secos y en el pescado, especialmente el azul. Se encargará de reforzar tu cabello y le dará el brillo natural que no se consigue con la gomina.
  • Hidratación: y con esto, no nos referimos a mascarillas y acondicionadores. Tu cuerpo pide agua. no esperes a tener sed, porque si la tienes, es que ya estás en un principio de deshidratación. Oblígate a beber entre un litro y medio a dos litros de agua, al día, para nivelar la hidratación óptima de tu cabello.

Y por supuesto, necesitamos rodearnos de un ambiente tranquilo. Puede que el trabajo, de vez en cuando no lo permita, pero procura tener un ratito de desconexión, para reiniciar tu mente y encontrar la paz que necesitas: pasea, sal a correr, mira una película… Aliméntate bien, come sano, variado y con mucho color, para recibir los minerales y las vitaminas que tu cuerpo necesita y aléjate de toda publicidad que promete mucho, cuando las etiquetas hablan de todo tipo de químicos.

[blockquote style=”4″]Necesitamos rodearnos de un ambiente tranquilo. Puede que el trabajo, de vez en cuando no lo permita, pero procura tener un ratito de desconexión, para reiniciar tu mente y encontrar la paz que necesitas: pasea, sal a correr, mira una película…[/blockquote]

Así conseguirás mantener tu cabello fuerte y durante el máximo tiempo posible.


Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"