X
Menú
X

Cómo sacarle un mayor partido al aire acondicionado


[blockquote style=”2″]Está demostrado que circular a 100 km/h con el aire acondicionado nos resultará 13 céntimos más caro que si lo hiciésemos con las ventanillas bajadas.[/blockquote]

Viajar en coche en un día de mucho calor y sin aire acondicionado puede convertirse en toda una odisea para el conductor. En muchas ocasiones cometemos el error de no conectarlo porque se piensa que restaremos potencia al vehículo en los adelantamientos y porque incrementa el consumo, pero en realidad lo único que conseguimos con esta idea es disminuir hasta un 20% nuestra capacidad de concentración al volante. Se puede decir que las reacciones serían parecidas a si hubieses estado bebiendo.

[blockquote style=”3″]Es preciso que distingamos entre aire acondicionado y climatizador. Aunque sean dispositivos muy parecidos, el climatizador tiene la posibilidad de ajustar de forma automática la temperatura del interior del coche empleando la información que le llegan a través de sensores que se reparten por el habitáculo.[/blockquote]

Algunas dudas sobre el aire acondicionado

Siempre surge la duda sobre si consume más circular con el aire acondicionado activado o con las ventanillas bajadas. La diferencia entre uno y otro cuando circulamos a 100 km/h es de apenas 0,1 litros. Por debajo de esta velocidad la resistencia aerodinámica hará que viajemos más rápido con las ventanillas subidas.

Hasta cierto punto, el uso del aire acondicionado puede mermar la potencia del vehículo. Cualquier sistema de refrigeración usan un comprensor mecánico que se acciona por el motor. Sin embargo, existe modelos modernos de coches que compensan esta pérdida con una programación electrónica cuando se activa el aire acondicionado.

Está demostrado que circular a 100 km/h con el aire acondicionado nos resultará 13 céntimos más caro que si lo hiciésemos con las ventanillas bajadas. El coste es muy bajo, por lo que no merece la pena tener el aire acondicionado apagado. Gracias a él ganaremos en comodidad y seguridad.

Algunos trucos a tener en cuenta

La temperatura adecuada que debe tener el interior del vehículo debe rondar entre los 21 y 23ºC. Puede darse el caso que vaya perdiendo eficacia con el paso de los años pese a que hagas todo lo posible por mantenerlo en correctas condiciones. Resulta normal que se acabe obstruyendo el filtro, se produzca una avería del compresor o una fuga del líquido refrigerante.

En el caso de que el filtro estuviese obstruido puedes comprobarlo poniendo en marcha el ventilador. Deberías notar una pequeña brisa cuando está en su nivel más bajo y en el segundo nivel se debería contar con el caudal preciso para mantener el interior del vehículo con la temperatura aconsejada.

Cuando pongas el aire acondicionado al máximo…

Comprueba que la temperatura que sale es la adecuada. Si no ocurre eso lo más normal es que precise de una recarga de gas refrigerante, que puede costarte unos 35-40 euros. Por el contrario, cuando notes algún tipo de ruido extraño que proceda del vano motor y además no salga frío, puede que tengas estropeado el compresor del aire acondicionado. Su sustitución puede alcanzar los 400 euros aproximadamente en función del taller.

[blockquote style=”4″]Lo más normal es que intentemos mantener el coche siempre a una temperatura más bien fresca. Para ello no será preciso que pongamos el aire acondicionado. [/blockquote]

Hay una serie de cuidados que están al alcance de cualquiera y que agradecerán sobre todo aquellos que no dispongan de este sistema de refrigeración porque sus vehículos ya dispongan de una serie de años. Te los detallamos a continuación:

  • Colocar parasoles en la luna delantera y trasera. Siempre que se pueda es mejor estacionar el vehículo en una zona sombría. De esta manera estarás reduciendo hasta en 15 grados la temperatura del interior. También conseguiremos que el salpicadero no se deteriore tan rápido y soporte mejor el paso de los años. Los encontrarás de varios tipos, pero lo más aconsejables son los metalizados que se pueden enrollar y que nos ayudarán a reflejar la luz. Ocupan muy poco y además puedes adquirirlos por apenas tres euros.
  • Cortinillas en las ventanillas. Cada vez resulta más habitual encontrarse con coches que optan por poner cortinillas en las ventanillas traseras. Conseguiremos de esta manera que el viaje resulte más placentero para los ocupantes del vehículo y además la tapicería y los plásticos no estarán tan expuestos a los rayos del sol.
  • Bajar ventanillas. Cuando aparquemos el coche en un lugar de confianza y sepamos que no van a aparecer intrusos, existe la posibilidad de dejar las ventanillas un poco bajadas. El aire del interior se irá renovando de manera constante y la temperatura irá reduciéndose en un 20%. Lo malo es que en verano se te puede llenar de moscas si te encuentras en el campo.
  • Enfriar sin necesidad de poner el aire acondicionado. Hay un truco muy sencillo y eficaz para cuando aparquemos el coche en un lugar soleado y nos encontremos el habitáculo como un horno. Bastará con abrir la puerta del conductor y luego la trasera derecha, que habrá que abrir y cerrar de manera rápida para extraer del interior ese aire cálido. En muy poco tiempo se consigue rebajar la temperatura hasta 10 grados.

You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"