X
Menú
X

10 propuestas para mantener tu coche a punto


[blockquote style=”2″]Para que tu vehículo sea lo más seguro posible y puedas disfrutar de tus viajes sin preocuparte de nada es preciso que seas un conductor responsable, que adquiera una serie de hábitos de mantenimiento.[/blockquote]

Para que tu vehículo sea lo más seguro posible y puedas disfrutar de tus viajes sin preocuparte de nada es preciso que seas un conductor responsable, que adquiera una serie de hábitos de mantenimiento. A continuación te damos 10 propuestas para mantener tu coche a punto, sobre todo si tienes pensado realizar próximamente un viaje largo.

  1. Amortiguadores: Nos ayudarán a conseguir comodidad en la conducción y son toda una garantía de seguridad para afrontar situaciones de riesgo o para controlar el coche a la hora de alcanzar velocidades muy altas. Junto con los frenos y los neumáticos suponen los tres pilares esenciales sobre los que se debe sustentar la seguridad del automóvil. Su adecuado funcionamiento depende de diferentes aspectos, como pueden ser el kilometraje, la carga que soporte el coche, el estado de la calzada y el desgaste. Lo más normal es que se hagan revisiones periódicas cada 20.000 kilómetros.
  2. Escobillas limpiaparabrisas: Nunca le concedemos la suficiente importancia a las escobillas hasta que empieza a llover y nuestra visibilidad se ve alterada por las gotas de agua. Son todo un problema cuando no consiguen evacuar correctamente el agua. Los expertos aconsejan realizar los cambios de escobillas al término del verano, ya que sus componentes resultan muy dañados por los efectos del calor y del sol.
  3. Neumáticos: Existen distintos factores que influyen en la vida útil de los neumáticos, que van desde las características del terreno sobre el que se conduzca, la forma de conducir de cada uno, la climatología o los propios componentes de las cubiertas. Resulta muy complicado establecer un número concreto de kilómetros para realizar su sustitución. No podemos pasar por alto su importancia, ya que se trata del nexo de unión entre la carretera y el vehículo. Es importante que en todo momento se respeten los índices de presión que recomiende el fabricante, pero también estaremos atentos a cualquier desgaste anómalo en ciertas partes, la aparición de ruidos o cualquier comportamiento extraño que se produzca a la hora de frenar. Puedes aprovechar cualquier visita al taller para que valoren su estado.
  4. Frenos: El desgaste del sistema de frenos varía en función de la manera de conducir y también de las superficies sobre las que se circule, como pueden ser los tramos con abundantes curvas, los atascos en la ciudad o recorridos por zonas de montaña. Ten en cuenta que cuando los frenos se encuentran en mal estado a la hora de detener el coche precisaremos de más metros y eso puede costarnos muy caro cuando surja algún imprevisto con el que contemos. Los componentes del freno se van desgastando de manera progresiva y resulta bastante complicado detectar cualquier anomalía. Lo más lógico es que se revisen una vez al año. Actúa con rapidez cuando notes chirridos o ruidos extraños.
  5. Lubricantes: Hay que darle a los lubricantes mucha más importancia, ya que evitan las fugas en el circuito por sus condiciones sellantes, disminuyen el desgaste de las piezas del motor y colaboran en la refrigeración. Los nuevos modelos de vehículos precisan de reposiciones en torno a los 30.000 kilómetros los cambios, cuando hace un par de décadas se situaba en los 8.000 kilómetros. Puede que alargar los cambios en exceso provoque que el motor sufra demasiado. Cada 1.500 kilómetros se debería comprobar el nivel de aceite y escoger un lubricante que aconseje el fabricante.
  6. Luces: Los faros del coche te permiten ver ante la oscuridad pero también te ayudarán a ser visto por el resto de conductores que circulan por la carretera. En su momento fue obligatorio contar con un juego de lámparas de repuesto, pero ahora ya no es necesario. Es nuestra responsabilidad mantener en perfectas condiciones los sistemas de señalización y de iluminación. Y es que no cuesta nada comprobar cada cierto tiempo si todo funciona correctamente, tanto las luces de cruce, carretera, posición, marcha atrás, antinieblas, freno e intermitentes. Además intentaremos que la superficie exterior se mantenga limpia para facilitar la visibilidad. Cuando se note cualquier problema o una bajada de la intensidad lo mejor es que lo pongamos en manos de profesionales.
  7. Sistema de escape: Desempeñan una doble labor a la hora de cuidar el medio ambiente, ya que por una parte minimizan las emisiones contaminantes y el ruido de los gases cuando salen del motor. Notarás como el deterioro se agudiza cuanto más se circule por superficies irregulares y por la ciudad. Apreciarás corrosiones por el aumento del consumo de lubricante y por la bajada de potencia del motor. Hay que prestarle la adecuada atención, ya que los fabricantes advierten de los peligros de conducir vehículos con los tubos de escape defectuosos. El riesgo de sufrir un incendio es mucho mayor y además se pueden originar intoxicaciones en espacios cerrados.
  8. Correa de distribución: Hay que seguir siempre las indicaciones del fabricante. Las correas de distribución se puede desgastar y su rotura implica una grave avería del motor porque se ocupa de sincronizar los cuatro tiempos del mismo, el cierre y apertura de las válvulas de admisión y la chispa de la bujía. Como resulta muy complicado prever su rotura, lo más adecuado es seguir las indicaciones del fabricante en cuando a su sustitución.
  9. Filtros: En un vehículo se montan distintos tipos de filtros y lo más normal es que se revisen una vez al año. Puedes encontrarte los filtros de aceite, los filtros del aire, los filtros de combustible y los filtros de habitáculo.
  10. Preocupación por el medio ambiente: Como ya sabrás algunos de los componentes y piezas del vehículo están considerados como residuos muy contaminantes. En el caso de que te ocupes tú de sustituir algún componte deberías acudir a un punto limpio para deshacerte de él. Los talleres de mantenimiento y reparación siguen de manera estricta las leyes en materia de medio ambiente. Recuerda también que los coches nunca deben abandonarse en la calle cuando ya no les vayas a dar utilidad. Para eso están los desguaces, que serán los encargados de hacerse cargo de ellos.

You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"