X
Menú
X

Cómo actuar ante un incendio del coche


[blockquote style=”2″]Un coche puede sufrir un incendio de manera muy sencilla. Basta con que el turbo suelte una chispa y ésta entre en contacto con la paja para que todo empiece a arder con mucha rapidez. [/blockquote]

No resulta muy habitual que nos tengamos que enfrentar a un incendio del coche, pero cuando se produzca esta situación posiblemente no tengamos mucha idea sobre cómo sofocarlo. Hay que actuar con rapidez y con eficacia, manteniendo en todo momento la calma. Nos pondremos en contacto con los servicios de emergencia para notificarles el fuego y acudan lo antes posible a nuestro encuentro.

Un coche puede sufrir un incendio de manera muy sencilla. Basta con que el turbo suelte una chispa y ésta entre en contacto con la paja para que todo empiece a arder con mucha rapidez. Tanto si el que se quema es tu vehículo como si intentas ayudar a otro conductor en apuros, lo adecuado es tener desde el primer momento las ideas claras, porque al final se trata de actuar en cuestión de segundos.

Qué puede hacere el conductor

Hay conductores que llevan en su vehículo un extintor para evitar cualquier tipo de incendio. Lo más normal es que se coloque debajo del asiento del conductor, ya que resultará más sencillo hacernos con él y en cuestión de segundos ya lo tendremos listo para utilizar. Hay otros que optarán por guardarlo en el maletero por cuestión de comodidad, pero en ese caso la pérdida de tiempo es mayor y posiblemente el margen de maniobra será menor en caso de un fuego.

La mayoría de estos extintores portátiles suelen contener carga para menos de veinte segundos. Antes de ponerlo en funcionamiento nos acercaremos lo máximo que se pueda al foco del incendio, dirigiendo en todo momento el chorro hacia la base del fuego. Por lo general, estos aparatos pueden contener agua, espuma, CO2 o distintas clases de polvo. Fíjate bien porque suele aparecer en litros su capacidad cuando la carga es líquida y en kilos cuando es sólida.

Las llamas y el humo

Las llamas se suelen propagar por el resto del vehículo en muy poco tiempo. Las fibras de la tapicería suelen ser de origen sintético, por lo que son fabricados a partir de hidrocarburos, al igual que los plásticos de puertas y salpicadero. El humo que generan estos materiales cuando arden es muy tóxico, de ahí que tengas que alejarte para no respirarlo. De hecho sólo hay que fijarse en cómo actúan los bomberos, que esperan que arda todo para poder sofocar el fuego.

El humo que se genera en el incendio de un coche puede llegar a resultar más peligroso incluso que las propias llamas Quizás no deberíamos preocuparnos tanto por una posible explosión, ya que los coches cuentan con un conducto de goma entre el tanque y la boca de llenado y para que se produzca una imagen de película de acción es necesario que esta goma se rompa.

Distintos tipos de fuegos

También puede darse la circunstancia que el fuego se origine en el exterior del vehículo. Por lo general, esto se debe sobre todo a actos vandálicos y por los derrames de carburante que se producen cuando hay un accidente entre vehículos, en donde existe la opción de que se raje el depósito o se rompa el manguito. Es preferible no acercarse en exceso aunque las posibilidades de que explote el tanque sean mínimas. Nos haremos con un extintor y desde una distancia considerable para evitar cualquier problema apuntaron hacia la base de la llama.

[blockquote style=”4″]Cuando el fuego se produce por motivos internos, lo más normal es que éste tenga su origen en el hueco del motor. Los motivos suelen ser un fallo eléctrico o una fuga en un manguito. En esta situación lo mejor es que dirijamos el chorro del extintor por uno de los hueco del capó.[/blockquote]

El incendio más peligroso

Pero sin lugar a dudas, el fuego más peligroso y el que se propaga con más facilidades es que se origina en el interior del habitáculo. Resulta prácticamente imposible sofocarlo con un extintor una vez que empiezan a arder las piezas de plástico de las puertas, salpicadero y la tapicería. La única solución pasa porque actúen con celeridad los bomberos. Y es que bastará apenas medio minuto para que el coche quede totalmente calcinado. Puede producirse un fuego dentro del vehículo de la manera más absurda. Una colilla mal apagada que caiga sobre una alfombrilla o un asiento puede ser la responsable de quedarnos sin coche. Cuando te ocurra esto lo mejor es que detengas el automóvil en un lugar seguro y te pongas a salvo para no sufrir ningún tipo de quemadura o intoxicación a causa del humo.

Ningún conductor se imagina nunca apagando un incendio del vehículo. La mayoría de los problemas del coche suelen estar vinculados a pinchazos, problemas de batería o pequeños golpes de chapa. Sin embargo, para enfrentarnos a ese momento crítico del fuego hay que mantener la calma y la mente fría. En el caso de que las llamas se originen en el exterior del coche o en un hueco del motor siempre existe la opción de intentar apagarlo con arena o tierra. Cuando no seas capaz de dominarlo en 20 segundos lo mejor es que te pongas a salvo.


You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"