X
Menú
X

El casco, seguro en tu moto


[blockquote style=”4″]Hola a todos, moteros, no moteros, amigos de las scooteres o simples usuarios circunstanciales de una cosa con motor y dos ruedas. Ser todos bienvenidos. Gran entrada, hoy me animo a escribir mi primer post sobre seguridad en carretera y ciudad para motos. Seguro en tu moto.[/blockquote]

Permitir que me presente y enumere mis escasos méritos. Comencé a montar en moto con 16 años, en la sierra, en esas maravillas que eran las Diablo, las Puch, las Cotas…Hace mucho, mucho. No duró demasiado. Recuerdo que me pasaba el día arreglando la mía, una Derbi. Las rompíamos constantemente y pasábamos el rato montándolas y desmontándolas.

Lo dejé durante mucho tiempo. Las crisis, la falta de pasta de mis padres en aquella época, los estudios; vamos que todo se confabuló para que la moto languideciera en un garaje.

[blockquote style=”2″]

El caso es que cuando en mi ciudad comenzaron a limitar el aparcamiento y veía que el tiempo y el dinero se me iban en buscar aparcamiento y pagas estacionamientos, decidí comprarme una 125. ¡¡¡¡QUE GOZADA!!!, ME CAMBIÓ LA VIDA.

[/blockquote]

De repente la ciudad se hizo más pequeña y más ligera. A cualquier sitio tardaba más o menos 10 minutos. Un poco más si me movía por el extrarradio. Gozaba aun más cuando caían cuatro gotas y todos soportaban enormes atascos. Quizás yo tardaba un poco más pero no mucho. Cierto es que comencé a llegar mojado a los sitios, pero con un buen equipo impermeable, dejé de llegar empapado y llegaba pronto.

Veneno, adrenalina…

Saqué mi permiso de conducir para “motos grandes” casi de inmediato. Y volvieron el veneno y la adrenalina de conducir una moto por la ciudad y la carretera. Pasaron los años y las motos y sigo, con la misma ilusión y las mismas ganas de montar que el primer día.

Disfrutando cada vez que arranco y me incorporo a la carretera o a la calle.

Pero…, con mucha precaución en la moto.

Pues bien de eso va camino de veinte años. Y han cambiado cosas y otras evidentemente siguen igual.

[blockquote style=”3″]

Una de las cosas que sigue igual es la necesidad de extremar la precaución cada vez que pongo la rueda en la calzada. Y es precisamente sobre eso de lo que vamos a hablar en esta serie de artículos para 100%Seguro que estrenamos con este primero: de la seguridad en la moto, y lo primero, lo primerísimo y que engloba a todo lo demás es la precaución.

[/blockquote]

¿Qué es la precaución?, pues el diccionario dice que precaución es la cautela o cuidado con que se hace una cosa para evitar o prevenir un daño o un peligro, o para no ser notado.

Y es esa la primare cosa a tener en cuenta por tu seguridad cuando te montas en cualquier vehículo y en especial en uno de dos ruedas. Antes de la moto, del casco, de las botas tienes que tener adquiridas unas buenas dosis de cautela o cuidado a menos que quieras que tu físico quede fundido con el asfalto.

El casco.

Dando por hecho que la elección de la moto ya la has hecho tu, y que de lo duro que es el suelo ya tienes constancia, vamos a empezar con algo muy fácil. Con el casco.

Cuando empecé con la moto hace más de treinta años el casco…. ¿qué era el casco?; pues el casco se usaba poco, es más recuerdo que muchos lo llevaban puesto en el codo, o no lo llevaban. Lo normal era ir con el pelo al aire. Recuerdo que alguna vez nos lo poníamos al pasar por delante del cuartel de la Guardia Civil, por si acaso.

[blockquote style=”2″]

En la actualidad, y desde hace mucho tiempo, estoy plenamente convencido de su uso. No porque lo exija una norma sino porque el casco es fundamental (Que buen juego de palabras, funda mental).

[/blockquote]

Solo he tenido ocasión de comprobar la eficacia del mismo una ocasión, y sospecho que me hubiese podido pasar algo grave si no lo hubiese llevado. Un chinazo disparado por la rueda de algún vehículo que rodaba por delante de mi impacto un poco por encima de mis ojos, de lleno en el centro del casco.

Sonó fuerte y dejo una marca en el casco. Aparentemente el casco no se dañó mucho, supongo que por la dureza del material y la configuración del mismo. Pero no me cabe ninguna duda que si llega a impactar contra mi cabeza me hubiera derribado de la moto.

Tipos de casco

Así que vamos a empezar esta serie con unos cuantos consejos rápidos sobre el casco. Y vamos a empezar sabiendo que tipos de cascos hay.

Os va a parecer de Perogrullo pero la primera división que podemos hacer en los cascos es la que los diferencia entre los que sirven y los que no sirven. Jajajaja, ya, ya, ya, ya. “Pisculparme” la “gilipoyuá”. Los que ofrecen garantías para su uso y los que no, por mucho que estén homologados

En el tema de los cascos hay mucha miga y ya que voy a abarcar una serie.

[blockquote style=”3″]

Quería con esta clasificación entre los que sirven y no sirven, dejar en claro una cosa. LOS CASCOS “QUITAMULTAS” NO SON CASCOS. El papel fundamental de un casco es proteger tu cabeza y en consecuencia TU VIDA. Si, TU VIDA, ni más ni menos.

[/blockquote]

Esas cosas que venden que no sirven ni siquiera para montar en bicicleta, NO SON CASCOS. Realmente las autoridades deberían de poner más atención y quitarlos de la circulación. En principio los cascos “quitamultas” o “CALIMEROS” como algunos los llaman, sólo sirven para que pases desapercibido delante de las patrullas de policía y no te sancionen. ¡¡¡Y no sirven para nada más!!!.

Incluso si vamos a poca velocidad, no te librarás de hacerte daño en la cabeza con una cosa de esas. Así que olvídate de que te protejan en caso de tener un verdadero accidente.

El casco del pasajero

Un casco es tan esencial para montar en moto como la misma moto. Me asombra ver gente con motos carísimas y que no han invertido en su casco o en de su acompañante el dinero suficiente para garantizar su vida. Si, el acompañante también tiene derecho a proteger su vida. Es curioso ver cuántos cascos de pasajero son malísimos.

Ahhhh. Es que lo va a usar menos; ya, comprendo. Pues bien, quizás lo use menos el acompañante, pero en ese momento se puede tener también un accidente. Bueno, OK, que si lleváis a la suegra a lo mejor es razonable llevar uno de peor calidad.

[blockquote style=”3″]

Pero por favor, si vais a llevar a muestra chica, a vuestra mujer, a un hijo, a un amigo…., bueno, ¡¡¡incluso a la suegra!!!, debéis considerar que también el casco del acompañante sea uno que ofrezca buenas garantías.

[/blockquote]

Los dos cascos que se usan en la moto han de ser de calidad, SIEMPRE. Así que primera lección, tanto para el piloto como para el acompañante a la hora de adquirir un casco hemos de buscar precisamente eso. Un casco de calidad que se ajuste al entorno de conducción en el que nos vayamos a desenvolver y que nos ofrezca suficientes garantías de calidad para proteger nuestro más preciado tesoro: NUESTRA VIDA.

Nos vemos en el siguiente post.


You Might Also Liked

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"