X
Menú
X

Cascos abiertos o cerrados


[blockquote style=”4″]Seguimos con nuestros post sobre seguridad en vehículos de dos ruedas en concreto hablando sobre los cascos. Ya establecimos que los cascos en principio se dividen en los que sirven y los que no sirven. Fuera de esa seudo estupidez, vamos ya un poco más en serio a hablar de la primera gran división. [/blockquote]

Por supuesto nos vamos a olvidar a los cascos que no sirven, los quitamultas o calimeros. Vamos a establecer dos categorías de cascos entre aquellos cascos que si son eficaces en la protección de la integridad de nuestra cabeza. Esas dos categorías principales son los cascos abiertos y los cascos cerrados.

Cascos abiertos.

Son aquellos cascos que no cubren la totalidad de nuestra cabeza dejando zonas expuestas que suelen ser la cara y la nuca. Cubren sólo el cráneo dejando expuestas la barbilla y con frecuencia la cara. Son el más antiguo tipo de casco y son muy usados por el colectivo de motos clásicas, por los conductores urbanos y por los aficionados a las tendencias estéticas de moda.

[blockquote style=”2″]Los cascos abiertos son más usados en verano y por los conductores de scooteres y ciclomotores en zonas urbanas; aunque esta tendencia está cambiando en las cilindradas altas y no tan altas de sooteres. Viéndose cada vez más, incluso en verano, cascos cerrados en los pilotos de este tipo de motos.[/blockquote]

Cascos abiertos, más a la moda.

Suelen ser cascos que van más “a la moda”, buscan el público funcional, quiero decir a aquellas personas que sin ser amantes de las motos se han decantado por este tipo de trasporte urbano. Encuentran en el público femenino un buen nicho de compra ya que dejan la cara al aire e incomodan menos en los afeites diarios de las mujeres. Tienen diseños vistosos y hay marcas que son conocidas por ser especialmente chics. Que sería de cierto sector de público sin los geniales Momos.

[blockquote style=”2″]

Son cascos arriesgados ya que no cubren la barbilla ni la cara. Además al tener menos base de apoyo sobre nuestra cabeza, en caso de impacto, suelen tener tendencia a descolocarse y hacerse menos eficientes en su principal función de protección.

[/blockquote]

Su aerodinámica hace que tengan más tendencia a desplazarse hacia atrás por efecto del empuje del aire. Consecuencia que en caso de impacto no están colocados donde deberían y que distraen en la conducción por el hecho de que suelen requerir que se recoloquen con frecuencia por efecto de esa peor aerodinámica.

Cascos cerrados.

Son los que cubren la totalidad de la cabeza incluyendo la zona del mentón, la boca y parte de la nariz, aunque algunos de ellos no protegen adecuadamente todas las zonas vitales de la parte posterior de la cabeza.

Ventajas de los cascos cerrados

[blockquote style=”3″]

En el principio Dios creó al casco abierto y luego al cerrado. No, no es así. En principio los cascos de moto eran todos abiertos; posteriormente nacieron los cascos cerrados que mejoraban la protección de la zona de la barbilla y con la visera protegían eficientemente los ojos y la cara. Si no bien de los impactos, si del viento y de las “pequeñas-cosas-que-vuelan”. Quiero decir, que los cascos cerrados ofrecen mejor protección frente a los insectos y pequeñas piedras que pueden impactar en nuestras caras y ojos..

[/blockquote]

Todo el que lleva tiempo en la moto podrá contar alguna anécdota de la avispa, polilla, mosca o bicho variado que se estrelló contra su cara a principio de primavera. O de la piedra que salpico un coche delante de él que casi le deja sin dientes. Pues bien. Ese problema se mitiga con los cascos cerrados.

Problemas de los cascos cerrados

[blockquote style=”3″]

Hay dos problemas clásicos en los cascos cerrados que es

  • la ventilación y
  • la visibilidad.
[/blockquote]

Respecto a la visibilidad poco hay que decir hasta que analicemos pormenorizadamente los distintos tipos de cascos cerrados.

Respecto a la ventilación y el desagradable fenómeno de la condensación si que podemos hablar en este momento.

La condensación era hasta ahora un problema habitual en invierno en los cascos cerrados. Cada vez hay más trucos para evitarla. Planchas de materiales anti condensación, mejoras en la ventilación de los propios cascos, espráis mágicos y productos que la eliminan o la reducen….

El hecho es que la viaja estampa del motorista que se para en el semáforo en invierno y sube la visera para que no se le empañe va cada vez en desdenso gracias a los nuevos materiales y complementos. Por supuesto que no sesaparecerá porque todos hemos sufrido algún resfriado en la moto los lo que eso complica la visión.

La lluvia.

Una última mención. La lluvia. La lluvia es desagradable en la moto y con cualquiera de las dos opciones de casco abierto o cerrado es incómoda, pero francamente me quedo con los cerrados.

[blockquote style=”3″]

La lluvia en invierno con un casco abierto nos dejará la barbilla literalmente helada. Ya podemos ponernos bufandas que se empaparán rebajando nuestra comodidad al conducir.

[/blockquote]

Esto suele desaparecer con los cascos cerrados, aparte de su mayor cobertura, en muchas ocasiones incorporan piezas de resguardo para nuestra barbilla, que combinadas con un buen verdugo o una braga más o menos sofisticadas enviraran estos problemas.

Eso sí, con lluvia con un casco u otro, no se ve un pimiento y por el momento excepto quitar el agua con el guante o dejar que la velocidad elimine el agua, pocas más opciones caben, excepto confiar en la baja adherencia del agua a los nuevos materiales o espráis anti agua que existen en el mercado.

En el siguiente post, entramos a ver uno por uno los tipos de casco


You Might Also Liked

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"