X
Menú
X

10 consejos para cargar el coche


[blockquote style=”2″]Siempre que nos disponemos a realizar un viaje en coche acabamos metiendo más carga de lo que pensábamos en un principio, hasta llenar casi el maletero de maletas, bolsas y otros bultos. [/blockquote]

No ocurre nada por cargarlo, siempre que se haga de una manera correcta y sin poner en peligro a los pasajeros y al resto de vehículos que circulen por la carretera.

[blockquote style=”3″]

  1. Cargar el coche el día antes: Siempre que sea posible es mejor que la noche antes de salir de viaje coloquemos las maletas en su sitio. De esta manera nos ahorraremos un estrés innecesario cuando nos toque salir con el coche y desaparecerá por completo la preocupación sobre la falta de espacio. En la ficha técnica del vehículo encontrarás la carga máxima que puede soportar el vehículo y que no debes rebasar en ningún momento. En el peso que recoge la ficha también se tienen en cuenta a los pasajeros.
  2. Distinguir entre ligeros y pesados. No sólo hay que colocar los bultos como si fuese un ‘tetris’ para que nos entre todo en el maletero. Hay un orden lógico que nos llevará a colocar en la parte baja y más adelantada del coche las maletas y objetos más pesados. Será la mejor manera para no incrementar el centro de gravedad ni tampoco aumentar el peso del eje trasero del automóvil. En la parte de arriba irán las bolsas y bultos que menos te pesen y que necesitas tener a mano para cogerlos en cualquier instante.
  3. A ser posible con sujeción: Cuando los objetos que transportemos en el maletero no cubran por completo la superficie de éste lo adecuado sería colocar una red de protección para que no se moviesen durante el trayecto. Evitarás además las sacudidas a consecuencia del peso. Intenta en la medida de lo posible que vayan bien encajados todos los bultos para que las maletas no se vayan moviendo de un lado para otro cuando tomes por ejemplo las curvas.
  4. Los asientos libres: En los asientos traseros y en el habitáculo interior del vehículo no debemos llevar nada que no sean los pasajeros. Imagina que por cualquier motivo tienes que dar un frenazo o hay un accidente. El objeto que tengas suelto puede salir volando a gran velocidad llegando a impactar contra la luna o contra alguno de los viajeros. Cualquier elemento inofensivo puede acabar convirtiéndose en algo muy peligroso debido a la fuerza que llega a coger a consecuencia del frenazo.
  5. Apuesta siempre por la visibilidad: La bandeja trasera del vehículo, que conecta con el maletero, la dejaremos en todo momento libre de objetos. No te olvides que cualquier elemento puede alterar nuestra visibilidad y además, como ya explicamos en el anterior punto, pueden convertirse en proyectiles muy peligrosos en caso de frenada. Estos objetos pueden llegar a multiplicar su peso con la velocidad. Por lo tanto la vaciaremos de bolsas o de chaquetas, que suelen ser algunos de sus usos.
  6. Cuidado con los objetos largos: En alguna ocasión es posible que nos veamos obligados a transportar algún objeto demasiado largo. Deberías saber que nunca se puede rebasar la parte delantera del vehículo ni tampoco los laterales. Sí que podrá sobresalir por la zona trasera siempre con un máximo del 15% si son objetos indivisibles o del 10% en el caso de ser divisibles.
  7. La carga debe estar señalizada: Para que el resto de vehículos estén al tanto y evitemos cualquier percance en la carretera es preciso que cuando llevemos una carga que sobresalga por la parte trasera lo señalicemos correctamente con una placa homolagada de 50×50 centímetros. Siempre implica un riesgo cuando transportamos algo por la parte exterior del coche, así que circula con precaución y coloca las debidas señales para que los demás conductores estén al tanto.
  8. Presión de las ruedas: Cuando vayaas a cargar el coche se al máximo es preciso incrementar la presión de los neumáticos, siguiendo en todo momento las recomendaciones del fabricante. En la tapa del depósito de combustible o en la puerta del conductor será posible hallar los datos pertinentes.
  9. Utilización de un portaequipajes. En el caso de que no te entren todos los bultos en el maletero, la opción más viable pasa por colocar sobre el techo del coche un portaequipajes. Previamente hay que poner una baca que esté bien fijada a la carrocería. Emplea únicamente cintas que te ayuden a la hora de tensar los extremos y evita que quede algo colgado, ya que una vez que arranques cualquier goma o cinta puede llegar a convertirse en un látigo. Siempre será mejor esta opción que llenar los asientos traseros con maletas y bolsas.
  10. Portabicis: Cuando tengamos que viajar con la bicicleta existen básicamente dos opciones, que pasan por colocar el portabicis en la baca o en la parte trasera del coche. Con la primera propuesta habrá que tener mucho cuidado porque no nos permitirá entrar con el coche en los parkings y se elevará el centro de gravedad del vehículo. Si por el contrario te decantas por el portabicicletas en la zona posterior deberías saber que puede rebasar la proyección en planta del coche, pero que a lo mejor viajas más seguro con este sistema que resulta bastante sencillo de colocar. Eso sí, tendremos un especial cuidado porque puede limitarnos mucho la visibilidad y además complica en ocasiones la apertura del maletero. Al final se trata de una decisión que depende de cada uno y de la seguridad que le aporta un formato u otro.
[/blockquote]

You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"