X
Menú
X

Consejos para los conductores mayores


[blockquote style=”2″]Con el paso de los años vamos perdiendo facultades y eso se nota al volante. Cuando ya cumplimos una cierta edad las condiciones psíquicas y físicas se van mermando a pasos agigantados[/blockquote]

Aunque los conductores mayores de 65 años sólo están implicados en el 10% de los accidentes con víctimas que se producen en la carretera, también hay que decir que protagonizan los más graves.

Estos conductores mayores cada vez son más numerosos debido al envejecimiento de la población. Suponen el 17% de la población del país y el 13% del total que conduce.

Los principales problemas aparecen sobre todo por un exceso de confianza. Después de tantos años al volante creen que nunca les pasará nada y que la experiencia compensará la pérdida de facultades a consecuencia de la edad. Al disminuir la capacidad de los órganos de los sentidos, sobre todo el oído y la vista, aumentan los despistes y ya no actuarán con tantos reflejos. Estas personas además tienen más problemas para adaptarse a la nueva normativa y se cansarán con más facilidad conduciendo. Lo ideal es que se vaya reduciendo el número de accidentes y víctimas mortales de mayores de 65 años, por eso te damos estos consejos:

  1. Antes de ponerse al volante hay que reducir el consumo de fármacos. Antes de que tu médico te recete algo consulta con él si puede mermar tus facultades a la hora de conducir o lee el prospecto. Muchas medicinas acaban produciendo sueño o un mayor cansancio.
  2. Siempre que se pueda evitaremos conducir en condiciones meteorológicas adversas, como son la lluvia, la nieve, el viento, etc. Tampoco se aconseja hacerlo por la noche, ya que la visibilidad se reduce mucho y no somos capaces de ver correctamente.
  3. Si tienes previsto adquirir otro coche intenta que el nuevo cuente con tecnologías de seguridad. Hay otras soluciones como colocar asientos ajustables para que estés más cómodo o espejos retrovisores más grandes.
  4. Detente cada 150 kilómetros o cada hora y media. El descanso es vital para que no se produzcan accidentes. Siempre se puede conducir un poco más, pero no merece la pena estirar tanto la goma. Ten en cuenta que los conductores mayores se cansan con más facilidad y con el paso de las horas pueden tener dolores musculares en la espalda o rodillas, parpadeos constantes o picores en los ojos.
  5. Siempre que se pueda será mejor que conduzcan vehículos con cambio automático en vez de manual. Lo importante es que se encuentren cómodos en el vehículo y que estén lo más familiarizados posible con todas las prestaciones que les ofrezca el coche.
  6. Intentaremos que cuando conduzcan vaya alguien con ellos. La compañía de un copiloto puede resultarte de gran ayuda para darle conversación e incluso para advertirle de posibles imprevistos. Si por ejemplo tienes problemas de visión, el acompañante podría avisarle con tiempo de cualquier elemento o retención que se encuentren por la carretera. Agradecerá también la presencia de alguien a su lado para hablarle por las noches o después de las comidas, cuando resulta más fácil quedarse dormido.
  7. Cada cierto tiempo intenta hacer unas revisiones médicas de la vista y del oído para comprobar tu estado de salud y evitar de esta manera cualquier peligro a la hora de ponerte al volante. En realidad, cuando les toque renovar el carnet de conducir le realizarán una serie de pruebas para darle este documento, pero tampoco se puede decir que sean muy exigentes. No ocurre nada por ir al médico y hacer la revisión. Si tienes problemas de visión lo máximo que te pueden hacer es poner unas gafas.
  8. Es necesario que cada persona sea consciente de sus limitaciones. Si llevamos mucho tiempo sin coger un coche posiblemente no tengamos la suficiente confianza para conducir y realizar un viaje largo. Nos ajustaremos en cada momento a nuestras condiciones. Hay conductores mayores que puede conducir por vías rurales en las que apenas hay tráfico, pero que les costaría un mundo circular por la ciudad o autovías. Además, los vehículos de estos conductores mayores ya tienen una cierta antigüedad y no disponen de los medios de seguridad que les podría proporcionar un coche más moderno.
  9. En el caso de tener alguna duda o problema, siempre puedes recurrir a los expertos en seguridad vial o a una autoescuela de confianza. Seguro que lo resolverán en pocos minutos. Es normal que en ocasiones tampoco entiendan el significado de algunas señales, ya que algunas personas de mediana edad también tienen el mismo problema.
  10. Dar ejemplo como conductor y como peatón. Los conductores mayores deben conducir siempre con mucha precaución. No pueden confiarse por mucha experiencia que acumulen. Como peatones deben andar siempre por las aceras y a la hora de cruzar las calles deben hacerlo por los lugares que estén regulados por semáforos o los pasos de cebra. Hay que fijarse bien y mirar para los dos lados antes de hacerlo.

You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"