X
Menú
X

10 consejos para cuidar tu vehículo


[blockquote style=”2″]Sorprende comprobar como hay vehículos muy antiguos que presentan un aspecto muy cuidado mientras que otros más modernos han sufrido en exceso el paso del tiempo[/blockquote]

Cuando compramos un coche nuevo siempre hacemos todo lo posible para que conserve su buen estado el mayor tiempo posible y cuidar el coche de manera impecable. No obstante, sorprende comprobar como hay vehículos muy antiguos que presentan un aspecto muy cuidado, sin un solo golpe, mientras que otros más modernos han sufrido en exceso el paso del tiempo.

A continuación te daremos 10 consejos para cuidar tu vehículo. Seguro que de esta manera de cuidar el coche te librarás pasar por el taller en un tiempo.

[blockquote style=”3″]

  1. Cuidar el coche a la hora de abrir la puerta: Cuando hayas aparcado el vehículo y te dispongas a abrir la puerta ten cuidado. Puedes llevarte una sorpresa muy desagradable si te encuentras con un bolardo en la acera. En ocasiones son tan pequeños que pasan prácticamente desapercibidos. Algo similar ocurre cuando abres la puerta sin mirar y viene algún vehículo por el carril de al lado. Te puede llevar la puerta por delante.
  2. Cuidar los bordillos: A la hora de aparcar o de estar en marcha, le prestaremos una especial atención a los bordillos. Con el tiempo pueden llegar a causar destrozos en las ruedas y las llantas acabarán rayadas. Cuando te dispongas a aparcar intenta alejarte un poco de la acera para no golpear contra el bordillo y obviamente, ni se te ocurra subirlo para dejarlo estacionado.
  3. Altura del vehículo: Es preciso que sepas la altura máxima de tu furgoneta o automóvil, sobre todo si tienes previsto llevar barras portaequipajes o una baca. Ten en cuenta que no resulta nada sencillo entrar en algunos parkings por este motivo. Si te descuidas puedes creer que no llevas ningún elemento en la parte superior y cuando te des cuenta acabarías con el techo del vehículo muy dañado.
  4. Visita al taller: Cuando sufras el más mínimo percance o tengas una duda sobre cualquier aspecto del vehículo lo mejor es que visites a tu taller de confianza, que puede ser el oficial o uno independiente. En ocasiones no merece la pena andar buscando el precio más económico, ya que lo barato puede salirnos caro. A la hora de garantizar nuestra seguridad y la de nuestra familia no merece la pena jugársela.
  5. Cuidar las escobillas del parabrisas: Aunque te sigan funcionando, posiblemente con el paso del tiempo ya no desempeñen su trabajo con la misma eficacia de antes. Habrá que sustituir por lo tanto las escobillas. Ten en cuenta que se van desgastando con su uso y además se acaban endureciendo, por lo que existe la posibilidad de que rayen el cristal. Puedes sustituirlas porque no te costará mucho dinero y además el proceso no es tan complicado. Merece la pena que de vez en cuando revises el estado de estas escobillas, ya que de esta manera no te llevarás un susto cuando vayas a activar el limpiaparabrisas y no te limpie bien la luna delantera. Lo agradecerás sobre todo en las jornadas de lluvia.
  6. Lavarlo con cuidado: Volvemos a insistir que lo barato te puede salir caro. En esta ocasión hacemos referencia a la hora de efectuar el lavado del vehículo por fuera. Procura elegir un lavadero que se encuentre en buen estado y que no te raye la pintura del vehículo. Las otras opciones que tienes pasan por hacerlo a mano con agua y jabón o a presión. Con estos método la pintura no correrá ningún riesgo.
  7. Cuidar el repostaje: No suele ocurrir con demasiada frecuencia, pero cuando el coche es prestado o de alquiler existe el riesgo de equivocarse al repostar. Para que no se produzca este tipo de confusiones deberías colocar una pequeña pegatina en el tapón del depósito. Hay gente que a lo mejor dispone de dos vehículos, uno para trabajar y otro para moverse por la ciudad, y por un despiste puede cometer este fallo.
  8. Cuidar el estado de los neumáticos: Además de comprobar la presión de las ruedas de vez en cuando hay que mirar su desgaste y se presentan algún tipo de daño o grieta. Cuando el neumático no se encuentra en buenas condiciones de poco servirá contar con un sistema de frenado ABS.
  9. Conducir de manera eficiente: A la hora de conducir intenta hacerlo de una manera suave, sin acelerones y frenazos bruscos, manteniendo en todo momento una velocidad lo más constante posible. No sólo estarás ahorrando en combustible, ya que también lo agradecerá la mecánica del vehículo.
  10. Cuidar los chinazos en la luna: Resulta bastante normal es que los vehículos acaben con chinazos en la luna delantera a consecuencia del golpeo de pequeñas piedras durante la marcha. Cuando ocurra esto lo mejor es que lleves lo antes posible el coche al taller. Con el paso del tiempo se puede empeorar la situación y lo que era un punto acabará transformándose en una grieta mayor. En algunos casos puede que te lo cubra el seguro, pero se podrá arreglar por poco dinero si actúas rápido. De lo contrario prepárate para cambiar todo el cristal.
[/blockquote]

You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"