X
Menú
X

Cosas a tener en cuenta para no quedarse tirado en la carretera


[blockquote style=”2″]Antes de salir de viaje revisa la presión y adáptala a la carga que vayas a llevar en el vehículo. Una baja presión y un excesivo calor pueden acabar provocando un reventón en el momento menos inoportuno.[/blockquote]

En lo que va de año han aumentado de manera considerable las asistencias en carretera por averías de los automóviles. Y es que parece que mucha gente no se da cuenta de lo importante que resulta un adecuado mantenimiento para evitar problemas a la hora de viajar. En esta ocasión te daremos 7 trucos para no quedarte tirado en la carretera cuando vayas a coger el coche. Muchos de los problemas que encontramos en el coche son evitables con una pequeño revisión previa

[list][item icon=”fa-flag” ]Mantener un adecuado nivel de líquidos.[/item][/list]

 Al igual que las personas necesitan hidratarse durante el verano con mayor cantidad de agua, con el coche pasa algo similar. Debido a las altas temperaturas se produce una evaporación más rápida. Lo primero que haremos en nuestra revisión particular será comprobar los niveles del refrigerante. Es algo esencial para que el motor funcione a una temperatura precisa.

[blockquote style=”2″]También nos fijaremos en el aceite para que alcance el nivel aconsejable. Sigue siempre las recomendaciones del fabricante y recuerda que nunca está de más que llevemos en el coche un poco de lubricante extra. Puede ocurrir que se nos encienda la luz del aceite por un nivel bajo. En cualquier caso asegúrate que tenga una viscosidad similar al que ya estás empleando.[/blockquote]

[list][item icon=”fa-flag” ]Revisar líquido de frenos[/item][/list]

Nos preocuparemos también por el líquido de frenos. Van perdiendo propiedades con el paso de los años y si no lo cambiamos cuando nos toque siempre puede ocurrir que se pase de un estado líquido a gaseoso. Eso haría que los frenos no hiciesen bien su trabajo y a la hora de frenar muy brusco se calentasen aún más las pastillas a causa del rozamiento.

[list][item icon=”fa-flag” ]Cuidado con la bateria[/item][/list]

Las pilas de nuestro vehículo siempre deben estar cargadas. Los problemas de batería se encuentran entre los más comunes. Aunque se encuentre en mal estado nunca nos afectará a la hora de circular por la carretera, pero sí detenemos el vehículo para repostar o estirar las piernas puede que ya no lo podamos arrancar. En muchas ocasiones no suele avisar cuando está agotándose.

[blockquote style=”3″]Cuando aprecies que te cuesta arrancar el coche, lo mejor es que empieces a pensar en un cambio de batería. Si tienes que realizar un viaje, hazlo antes y no lo dejes para la vuelta.[/blockquote]

[list][item icon=”fa-flag” ]Ten los neumáticos a punto[/item][/list]

No podemos pasar por alto la importancia de las ruedas. Es otra de las partes de los vehículos que ocupan un lugar secundario en nuestra cabeza, de ahí que también se encuentren entre las averías más comunes. Nadie está a salvo de sufrir en cualquier momento un reventón, un pinchazo o una rotura de los neumáticos, pero siempre tendrá más posibilidades aquel que no realice un adecuado mantenimiento.

[blockquote style=”3″]Antes de salir de viaje revisa la presión y adáptala a la carga que vayas a llevar en el vehículo. Una baja presión y un excesivo calor pueden acabar provocando un reventón en el momento menos inoportuno.[/blockquote]

[list][item icon=”fa-flag” ]Comprobar el motor[/item][/list]

La falta de mantenimiento del motor también contribuye a incrementar las averías. Hay distintos motivos por los que podría ocurrir esto. Cuando se enciende el testigo de avería del motor deberías visitar a tu taller de confianza, porque podría tratarse de algo muy grave o insignificante. De esta manera saldrás de dudas y tendrás el coche preparado para viajar.

[list][item icon=”fa-flag” ]Limpiaparabrisas[/item][/list]

Un parabrisas en mal estado no te dejará tirado en la carretera, aunque sí que supone un serio peligro para los conductores. A la hora de viajar necesitas que las lunas estén bien limpias y si te toca conducir con el sol de frente la visibilidad se reduciría de manera considerable. Más grave sería sí tuvieses que enfrentarse a una lluvia intensa. Comprueba que funcionen correctamente antes de salir.

[list][item icon=”fa-flag” ]Equivocaciones con el combustible[/item][/list]

Puede parecer complicado que alguien se equivoque al echar combustible en su vehículo, es decir, que en uno de gasolina repostemos gasóleo y en el de diésel, gasolina. Pero las cifras no engañan. Durante los cinco primeros meses del año una compañía de asistencia en carretera contabilizó unas 1.200 intervenciones por este problema. No obstante, deberías saber que resulta bastante complicado echar gasóleo a un coche de gasolina porque la manguera de diésel es más ancha.


You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 10 consejos para superar la ITV con éxito 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"