X
Menú
X

10 consejos para superar la ITV con éxito


El momento de pasar la ITV puede resultar un tanto traumático para algunos conductores, sobre todo cuando el vehículo ya acumula unos cuantos años o no se encuentra en las mejores condiciones para circular.

Deberías saber que los inspectores de las ITV actúan en base a un manual estándar que especifica los puntos a revisar, la calificación de los defectos y el método de actuación.

Entre otras cosas se comprobarán los datos identificativos del vehículo (número de bastidor y matrícula), el exterior (lunas, retrovisores, etc), el interior (cinturones, ventanillas y puertas), los frenos, dirección, neumáticos, motor, alumbrado, emisiones contaminantes, transmisión y suspensión, además de revisar cualquier tipo de modificación que hayas realizado en el vehículo y no la hayas homologado.

Con todo esto se hará un informe en el que se detallan los fallos, que pueden ser leves, graves o muy graves. En el caso de estas dos últimas opciones te exigirán que solventes los problemas detectados y regreses de nuevo a la ITV en un plazo máximo de dos meses. No obstante pon todo tu empeño en cumplir con las exigencias para que no te echen para atrás la revisión por un pequeño detalle.

1.- Revisión Pre-ITV: Antes de acudir a la revisión obligatoria de la ITV se recomienda pasarse por un taller de confianza para que hagan la puesta a punto. Es una manera sencilla y rápida de detectar cualquier tipo de anomalía que a simple vista tú no detectes o desconozcas. Es una manera de evitar que te puedan dar la vuelta.

2.- Comprueba tú algunos elementos: Aunque hayas pasado hace poco una revisión en el taller no estaría de más que tú también comprobases una serie de elementos, como pueden ser el desgaste de los neumáticos y que carezcan de cortes, el correcto funcionamiento del alumbrado, el estado de las matrículas y el parachoques, los niveles de líquido y el adecuado funcionamiento de los limpiaparabrisas.

3.- Pedir cita previa y llevar la documentación: Hay épocas del año con mucha lista de espera para pasar la revisión. Lo mejor es que solicites hora con unas semanas de antelación, ya sea a través de Internet o por teléfono. Es una manera de evitarte colas. Cuando acudas a la ITV deberás presentar una serie de documentación, como es el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo. También comprobarán que tienes en vigor el seguro del automóvil.

4.- Chinazos en el parabrisas: Aunque para ti sea únicamente un pequeño ‘chinazo’ puede que con el paso del tiempo se vaya formando una grieta que pueda afectar incluso al campo de visión del conductor. Los inspectores pueden calificar esto como de defecto grave y echarte para atrás la revisión. Así que ten cuidado.

5.- El alumbrado: Es uno de los grandes quebraderos de cabeza de la mayoría de conductores. Se trata de uno de los apartados que más fallos provoca pese a la insistencia por parte de los inspectores en que se revisen bien. Puede darse la circunstancia que el vehículo esté perfectamente de mecánica y no se acaba superando la ITV por un defecto grave en el capítulo de la iluminación.

6.- Matrículas y paragolpes bien sujetos: Antes de acudir a la revisión comprueba bien que las matrículas permanezcan sujetas, sin dobladuras y con los números totalmente visibles. Cuando aprecien que tienen bordes cortantes o que no resulta fácil identificar al vehículo no te darán el visto bueno. Algo similar ocurre también con los paragolpes. Deben permanecer perfectamente sujetos y no contar con bordes cortantes. Es una manera de evitar así que pueda originarse cualquier tipo de accidente a la hora de circular.

7.- Acudir con el vehículo limpio: Parece que un coche que está limpio tanto por fuera como por dentro da una mejor imagen. Cuando es así, la sensación es de cuidado y de preocupación por parte del propietario. Es algo que aunque no se valore también lo tendrán en cuenta a la hora de realizar el informe. Intenta aspirarlo un poco por el interior y lavarlo con agua y jabón por fuera.

8.- Limpiaparabrisas en buen estado: Además de hacerlo por motivos de seguridad, es aconsejable presentar a la inspección con los limpiaparabrisas en un adecuado estado, además de líquido en el depósito. Esto está catalogado como falta grave, así que te echarían para atrás la revisión.

9.- Prestar atención a los neumáticos: Las medidas de las ruedas tendrán que coincidir con las que aparecen en la ficha técnica como homologadas. Recuerda que es necesario que no tenga deformaciones y cortes, y la banda de rodadura contará con una profundidad superior a los 1,6 milímetros.

10.- Cuidado con las modificaciones: Hay muchos conductores que una vez que compran el vehículo suelen realizar una serie de cambios y lo tunean a su gusto. Pueden incorporar alerones o tubos de escape que posiblemente no superen la revisión. Y es que te exigirán que homologues cualquier modificación o elemento que incorpores al automóvil.

La ITV es obligatoria y circular con tu coche sin haberla pasado o con ella caducada se sanciona con unos 200 euros. En el caso de que la inspección haya sido negativa alcanzará los 500 euros y posiblemente te inmovilicen el coche. Incluso en ciertas comunidades autónomas ya se multa de manera automática a los coches que detecten las cámaras de vigilancia que no tengan la inspección en regla. Recuerda pedir cita con antelación para no crearte problemas.


You Might Also Liked

¿Cubre el seguro de automóviles los desastres naturales? 20 Consejos de conducción segura Consejos para compartir coche y ahorrar gastos Consejos para cuidar la batería del coche 10 consejos tras comprar un coche de segunda mano 10 consejos para que no te roben el coche 10 consejos para afrontar un viaje largo en coche Algunos aspectos que deberías saber sobre el renting

Compártelo en Facebook

Dalo a conocer a tus amigos
Envíalo en un mensaje

Siguenos en Facebook

¿Tienes amigos que nos siguen?
Haz click aqui para seguirnos

Actividad en Facebook

Haz click en "Me gusta"